Las organizaciones que más avanzan en equidad de género

Imagen tomada de: www.elespectador.com

Si bien tanto las empresas privadas como las entidades públicas hacen cada vez más esfuerzos para generar igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, las brechas aún están por encima del 25 %.

Pfizer, J&J y SAP, en el sector privado, y las secretarías distritales de Hacienda, Integración Social y Movilidad, en el sector público, son las organizaciones con mejores resultados en implementación de políticas de equidad de género.

Así lo revela el Ranking de Equidad de Género de las Organizaciones (PAR) en Colombia, un diagnóstico que se hace desde 2015 para medir y promover la equidad de género y las buenas prácticas organizacionales y así generar igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

En la cuarta edición de PAR, participaron 209 instituciones del sector privado, público y pymes, un 20 % más de las inscritas en la medición anterior. La meta para el próximo año es que al menos 300 empresas se unan al ranking y a través de él puedan calcular su avance en el camino hacia la equidad de género.

Más allá de posicionar las organizaciones, el PAR encontró que se siguen presentando diferencias en la relevancia que las empresas nacionales y multinacionales le otorgan a la estrategia de equidad de género. Mientras que 2 de cada 3 empresas de origen transnacional tienen una política de equidad de género y/o diversidad, solo 1 de cada 3 organizaciones de origen nacional cuenta con ésta.

Sin embargo, es un tema que gana cada vez más relevancia: hoy 46% de las empresas tienen una política de equidad de género y/o diversidad, presentando un aumento del 15% respecto a 2017; además, su inversión para fortalecer estos temas internamente aumentó de 39% a 50% en el mismo periodo y ya muestra resultados: quienes destinan recursos a ello tienen más mujeres en posiciones de liderazgo.

Pero cómo llegaron 23 organizaciones a encabezar la lista. Según Mía Perdomo, CEO de Aequales (firma consultora que realizó el estudio), en términos generales estas empresas han mejorado las posiciones de liderazgo de las mujeres e implementaron procesos con enfoque de género. “Es muy importante resaltar que en los cuatro capítulos del ranking (estructura y cultura organizacional, gestión de objetivos y estrategia gestión de talento) todas las empresas tuvieron significativos avances” destacó.

Dentro de las buenas prácticas que se han implementado en las organizaciones más equitativas están: incluir a los hombres en la construcción de la equidad de género y/o diversidad, tales como programas de nuevas masculinidades (35 %) o crear programas de liderazgo femenino (39 %).

Uno de los vacíos sigue siendo que solo la mitad de las empresas tienen objetivos pro equidad de género y de esas solo un tercio tiene indicadores para medir el avance de estos objetivos.

El llamado techo de cristal, es decir, la limitación al ascenso laboral de las mujeres, se mantiene en el país, pues las juntas directivas se componen mayoritariamente por hombres, con una participación femenina de 30,4 %, y los cargos de primer nivel (CEO, presidente, etc.) también se escapan de la paridad con 80,3 % de representación masculina.

De hecho, si se promedia la participación de las mujeres entre los cargos de primero y segundo nivel y las juntas directivas se encuentra que, en total, su ocupación es de 32 %.

También se mantiene la brecha salarial en los niveles organizacionales más altos. En segundo nivel, por ejemplo, los hombres ganan en promedio 32,5 % más que las mujeres.

Una estrategia que se ha identificado para revertir esa tendencia es definir una política documentada para ascensos, pues hay una correlación positiva entre las empresas que cuentan con esta y el número de mujeres ascendidas, que aumenta 20 % respecto a las demás compañías.

Otra medida es implementar programas de liderazgo femenino. Hoy 39% de las empresas reportan haber activado estos esquemas, indispensables para el desarrollo de capacidades que tradicionalmente la cultura no enseña a las mujeres.

Al respecto Ángela Posse, gerente de Gestión empresarial del Colegio de Estudios Superiores de Administración (CESA), resaltó que “a nivel empresarial, el porcentaje de mujeres en cargos directivos es muy bajito, este año se evaluaron 209 empresas y en cargos de presidentes solo hay una participación de 20 %”.

Otra acción pendiente, según Posse, es lograr que una persona que se forma, se educa y tiene las competencias necesarias llegue en igualdad de condiciones. “Nuestra tarea es ver cómo disminuimos esta brecha y logramos que más mujeres hagan la tarea”.

Por su parte, Ángela Anzola, secretaria Distrital de la Mujer resaltó que, en Colombia, en el sector público se ha avanzado respecto a esta segregación vertical, gracias a la denominada Ley de Cuotas, como mecanismo para romper el techo de cristal, pues hay obligación legal de mantener una cuota de género de al menos el 30% en los distintos cargos directivos.

Sin embargo, a escala nacional “debe aumentar la participación de las mujeres de manera equitativa en los niveles más altos de las organizaciones porque hoy se concentra en los más bajos”. Para dar ejemplo de ello el gobierno local en Bogotá y el nacional conformaron gabinetes paritarios. Particularmente en la Alcaldía Mayor de Bogotá el 48 % de los cargos de máximo nivel decisorio son ocupados por mujeres.

Posse recordó que, según el informe, el sector privado es el que tiene más brecha de género. “Aunque también es un tema de decisión, tiene mucho que ver con las determinaciones que tome la persona que lleva el liderazgo de la empresa”, dijo. Por eso, el CESA viene trabajando en formar a los estudiantes con base a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, “que creemos tienen un impacto muy fuerte a nivel empresarial, porque estos jóvenes, que van a salir a ser líderes empresariales el día de mañana, se van a enfrentar al tema de la equidad de género".

Finalmente, Anzola citó dos estudios del Instituto Peterson, donde se muestra que las empresas que tienen al menos 30 % de mujeres en posiciones de liderazgo son entre 15 % y 30 % más rentables, y de Credit Suisse, que revela que las organizaciones con más mujeres en la alta dirección registran mayores rendimientos de capital social y obtienen dividendos más altos.

Durante la ceremonia de premiación también se hizo un reconocimiento a las mejores empresas de cada sector de la economía (minero, eléctrico, financiero, ONG y fundaciones, y servicios a las empresas) a Cerromatoso, Schneider Electric, Citibank, Fundación Plan y Sodexo. Se otorgaron además menciones especiales a Profamilia como mejor organización colombiana, a Macías y Asociados como mejor pyme, y al Grupo Enel como la organización que más ha avanzado en el ranking desde 2015.

Esta iniciativa que nació en Colombia es resultado de la alianza entre Aequales, la Secretaría Distrital de la Mujer y El Colegio de Estudios Superiores de Administración (CESA). Actualmente, Aequales realiza diagnósticos también en Perú y este año incursionaron en México.

Fuente: www.elespectador.com