Nació una nueva cría de la especie Mono Maicero, en Huila

Imagen tomada de: www.eltiempo.com

Este animal es uno de los más traficadas en el departamento. Madre e hijo están siendo monitoreados.

El Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM) está de fiesta por el nacimiento de un Mono Maicero (Sapajus apella), cuya madre fue rescatada del tráfico ilegal de fauna silvestre. 

En medio de la tranquilidad de este centro de atención, ubicado en el municipio de Teruel, en Huila, dedicado a recuperar especies silvestres víctimas de tráfico y tenencia ilegal, dio a luz la mona, cuya preñez abarcó 5 meses, que es su periodo natural de gestación. 

La mona, que se caracteriza por presentar en el cuerpo un pelaje que varía de castaño claro a castaño oscuro o marrón a rojizo, celebra a su modo: salta de rama en rama y trepa la copa de los árboles.

“La noticia es excelente para la familia de estos monos, pues tienen un nuevo integrante”, afirmó Carlos Andrés González Torres, subdirector de Regulación y Calidad Ambiental de la CAM, al tiempo que agregó que el macho pesó 180 gramos, pero ha venido subiendo de manera paulatina.

Desde la gestación y hasta el nacimiento, madre e hijo han sido monitoreados por personal veterinario, pero tras el parto fue necesario separarlos del grupo de monos con el que convivían, para brindarle mayor atención y cuidados primarios a la cría.

“A la madre se le aumentó la ración alimenticia debido al gasto energético que implica el período de lactancia y, además, cuenta con una dieta especial rica en calcio y proteínas para que la cría gane peso y crezca saludable”, señaló González Torres. Y afirmó que los animales del Centro de Atención y Valoración cuentan con todos los cuidados necesarios y se les provee de los manejos requeridos para garantizar su bienestar.

El Mono Maicero, una de las especies más traficadas en el departamento del Huila, se caracteriza por ser diurno y arborícola. Forma grupos de 5 a 20 individuos que se alimentan de frutas maduras, nueces de palmas, artrópodos, pequeños vertebrados y a veces de néctar. Generalmente, habitan hacia el oriente de los Andes en la Orinoquía y Amazonía, y se encuentran en bosques húmedos, hasta con 2.700 metros de altitud.

"La noticia es excelente para la familia de estos monos, pues tienen un nuevo integrante"

Son muy activos en la dispersión de semillas de árboles frutales y a la vez actúan como importantes controladores biológicos, dado que se alimentan de muchas especies de insectos.

Aunque la especie no se encuentra en categoría de amenaza en Colombia, lo cierto es que sí es víctima de caza principalmente para ser utilizada como mascota.
 

Fuente: www.eltiempo.com