Siga estas recomendaciones para ser un turista verde y limpio

Imagen tomada de: www.eltiempo.com

En este artículo, 3 de los líderes de ONU orientan sobre Año Internacional del Turismo Sostenible.

En todo el mundo se multiplican las iniciativas turísticas sostenibles. Desde un hotel chic de Milán, con cero emisiones, hasta la ciudad de Gansbaai, en Sudáfrica, donde la prioridad es conservar la flora y la fauna autóctonas.

Para reconocer a quienes hacen posible estas iniciativas, Naciones Unidas celebra este 2017 el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo.

Diversos estudios muestran que son cada vez más los viajeros que quieren hacer turismo sin dañar el planeta. En este año conmemorativo, la campaña ‘Viaja, disfruta, respeta’ hace hincapié en el papel del viajero para aprovechar este potencial y hacerlo sin dañar el ambiente, las tradiciones, la cultura ni el patrimonio de las comunidades locales. Pero ¿cuáles son las opciones para hacer un turismo más sostenible?

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), esa actividad pasó de mover 2.000 millones de dólares en 1950 a 1,2 billones en 2015. Y en ese mismo periodo, los turistas internacionales pasaron de 25 millones a casi 1.200 millones.

El turismo nacional es incluso mayor. Se estima que 6.000 millones de personas toman vacaciones dentro de sus países. Son buenas noticias, pues el turismo es una gran fuente de empleo también para los pobres.

El turismo genera cerca del 5 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Según ONU Medio Ambiente, ese porcentaje es incluso mayor (12,5 %), si tenemos en cuenta la energía que se usa en los hoteles, el transporte o en productos de higiene.

En Europa, un turista consume más agua cuando está de vacaciones que en casa, y los que optan por hoteles de lujo usan hasta tres veces más por piscinas o campos de golf.

A esto hay que añadir la basura generada en resorts y cruceros, la sobrepesca en zonas coralinas para alimentar a los turistas, la pérdida de fauna y flora para construir hoteles y los impactos en la cultura de las comunidades.

Se espera que el número de turistas internacionales alcance los 1.600 millones en 2020, así que para lograr las metas del Acuerdo de París y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible son necesarios cambios enormes.

Usted, como consumidor puede, marcar la diferencia. Tanto si se refugia del invierno en una playa tropical como si se lanza a descubrir los secretos de su propio país, también puede reducir su huella ambiental.

Empiece consultando la guía del Consejo Global de Turismo Sostenible sobre los criterios de sostenibilidad para elegir hoteles, destinos y operadores.

Tenga una guía de viaje con información sobre las ofertas más ‘verdes’ de los destinos que prevé visitar.
Busque información sobre el lugar, pregunte en su agencia o a los hoteles cómo gestionan el agua y la basura, si se abastecen de frutas, verduras y carne a nivel local y si tienen políticas de empleo transparentes y positivas.

Aunque los aviones son cada vez más eficientes, siguen siendo el transporte más nocivo para el clima por kilómetro recorrido.

Lo mejor para reducir la huella de carbono de sus viajes en avión es compensar comprando bonos de carbono al adquirir su billete. La iniciativa Climate Neutral Now, de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático, asesora para que estas compensaciones den beneficios auténticos y positivos.

Una vez en su lugar de destino, compre artesanía local en lugar de souvenirs industriales, coma productos locales y no dañe el entorno natural.

La campaña ‘Viaja, disfruta, respeta’ le informa sobre cómo lograr estos objetivos y le invita a compartir sus experiencias de viajes sostenibles.

TALEB RIFAI, ERIK SOLHEIM Y PATRICIA ESPINOSA
*Taleb Rifai es secretario general de la Organización Mundial del Turismo. Erik Solheim es director ejecutivo de ONU Medio Ambiente y Patricia Espinosa es la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático.

Información tomada de: www.eltiempo.com