Colombia sigue rezagada en crecimiento verde: Planeación

Imagen tomada de: www.eltiempo.com

Gestión ineficiente de bosques, agua y minerales aleja al país del desempeño de naciones de la Ocde.

Mientras en los últimos años las economías más potentes y desarrolladas del mundo recuperaron sus bosques –reforestan-do cerca del 4,34 por ciento de esas áreas verdes, a la vez que aumentaron su desarrollo económico–, Colombia perdió el 5,25 por ciento de su cobertura forestal.

Esa debilidad junto con el derroche de los recursos naturales –especialmente de minerales y bosques–, la mala calidad del agua y la poca inversión en energías renovables son los talones de Aquiles que hacen que Colombia tenga un desempeño entre pobre y muy pobre en crecimiento verde, si se compara con los países de ingreso medio-alto y con los que hacen parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), grupo al que aspira a ingresar.

Esta fue una de las conclusiones del primer diagnóstico que elaboró el Departamento Nacional de Planeación (DNP), que este miércoles lanzará una misión enfocada en investigar cómo el país puede lograr un crecimiento verde; es decir, un desarrollo económico que sea sostenible con el medioambiente durante los próximos 13 años.

La misión –en cabeza de una secretaría técnica del DNP y que tendrá al economista Hernando José Gómez de líder– reunirá a expertos internacionales de organizaciones como el Global Green Growth Partnership, la Alianza Clima y Desarrollo y el Banco Mundial, que ayudarán a construir una hoja de ruta con metas específicas para que el país logre mejorar sus indicadores económicos y ambientales.

Simón Gaviria, director del DNP, explica que esta ruta podrá ser adaptada en los próximos años, ya sea a través de un documento Conpes o una política pública que le dé a Colombia los lineamientos para que el crecimiento económico del país no vaya en contravía de los recursos naturales.

La misión estudiará cómo podemos lograr que el campo sea mucho más productivo, sin aumentar la frontera agrícola, que atenta contra los bosques”, explica Gaviria.

Por ahora, el diagnóstico es que Colombia está teniendo un desempeño muy por debajo de otras naciones que son referentes en términos de tres grandes cambios ambientales: uso eficiente de los recursos naturales, calidad del agua y cobertura forestal.

En cuanto al primero, el país está teniendo un agotamiento mucho mayor de ese patrimonio natural, al reportar 6,83 por ciento en ahorros reajustados del Ingreso Nacional Bruto (INB); esto quiere decir que Colombia no está ahorrando sus recursos minerales, especialmente el petróleo, el gas y otros minerales como el oro, el plomo y el hierro. Los países miembros de la Ocde están por el orden del 0,5 por ciento en este criterio de aprovechamiento.

En relación con el agua, el país tiene un índice de 54,6, según métricas del indicador Environmental Performance de la Universidad de Yale (Estados Unidos). Esto es casi 25 puntos por debajo de los Estados de la Ocde, entre los que están países como Alemania, Bélgica y Australia.

Lo que más preocupa al DNP es que la contaminación del recurso hídrico se debe, en parte, al vertimiento del sector doméstico, que aporta casi el 70 por ciento de aguas residuales. De estas, solo el 37 por ciento se trata en el país.

Publicidad

Por último, en relación con la cobertura forestal –es decir lo que existe en bosques–, el diagnóstico concluyó que el país perdió en los últimos 25 años 5,2 millones de hectáreas, tres millones en áreas donde se vivió el conflicto. Nada más durante el 2015 se perdieron 124.000 hectáreas de bosque.

“En lugar de incrementar su cobertura forestal, Colombia la sigue perdiendo. Estamos teniendo un desempeño negativo. En algunos países de la Ocde, por ejemplo, están reforestando en un 4,34 por ciento”, puntualiza Gaviria.

Información tomada de: www.eltiempo.com