El cambio climático en Chocó no es un cuento

Imagen tomada de: Semana Sostenible

Un fuerte vendaval ocasionó daños materiales en Quibdó. Este podría no ser un caso aislado ya que proyecciones del Ideam catalogaron al Chocó como uno de los departamentos más vulnerables a estragos climáticos.

La naturaleza parece estar dándole la razón al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. Hace unos días el ministro Luis Gilberto Murillo presentó en Quibdó el Plan Integral de Cambio Climático de Chocó, debido a la enorme vulnerabilidad a la que está expuesta el departamento.

El vendaval que azotó a la capital chocoana en la madrugada del jueves causó enormes estragos. La lluvia y los fuertes vientos arrasaron con los techos de casas y locales comerciales e incluso derribaron árboles y postes de energía. Cuatro instituciones educativas también resultaron afectadas por el fenómeno natural.

Aunque las labores de censo y ayuda de la Defensa Civil y del Consejo municipal de gestión del riesgo aún no terminan, hasta el momento en 50 barrios de Quibdó se presentó algún evento desafortunado por causa del vendaval y en muchos de estos sitios llevan horas sin servicio de energía. Aunque hubo dos heridos, por fortuna solo sufrieron heridas leves y se encuentran fuera de peligro.

Aunque parezca un hecho aislado, eventos como este podrían relacionarse con lo dicho por las directivas del Ideam hace un tiempo. Según las proyecciones de precipitación para el periodo 2011-2040 realizadas por el Instituto, el territorio chocoano puede verse afectado en un 86.38%. Lo anterior, sumado a la tendencia de aumento de la temperatura y a enfermedades transmitidas por vectores (animales, sobre todo insectos) hacía necesario un plan para hacerle frente a los efectos del cambio climático.

Precisamente el riesgo de inundaciones fue uno de los puntos que mayor atención tuvo en el Plan de Cambio Climático para el Chocó. “Tenemos que adaptarnos y esto implica en primer lugar un desafío de educación de la población para este asunto y en segundo lugar implica unas inversiones económicas importantes. Este plan significa que el Chocó ya tiene una carta de navegación y debemos empezar a preparar al departamento y a la población para estos desafíos", dijo el ministro Luis Gilberto Murillo.

El plan consta de seis programas y siete objetivos, entre los cuales están: diseñar mecanismos institucionales y comunitarios para reducir la vulnerabilidad al cambio climático y los eventos climáticos extremos, al tiempo que se mejora la capacidad de adaptación del departamento; y proponer un plan de acción que identifique las responsabilidades institucionales y sociales, priorice las acciones a desarrollar en una línea de tiempo y ubique espacialmente los sitios en donde se hace necesario realizar acciones urgentes para enfrentar el cambio climático.

Información tomada de: Semana Sostenible