Cambio de planes en la vía de la Ciénaga Grande

Imagen tomada de: www.elespectador.com

Aunque algunos funcionarios habían anunciado que la construcción de la carretera que atravesaría a ese ecosistema era un hecho, los estudios técnicos no convencieron a todos. Se tendrán que hacer nuevos diseños.

La semana pasada la gobernadora del Magdalena, Rosa Cotes, publicó un tuit citando a varios periodistas, en el cual aseguraba que la doble calzada entre el municipio de Ciénaga y Barranquilla y que pondría en jaque a la Ciénaga Grande de Santa Marta ya tenía una solución técnica. Sin embargo, la reunión que se llevó a cabo la tarde del lunes entre el Ministerio de Ambiente, funcionarios de la Vicepresidencia, Parques Naturales, Invemar, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y las gobernaciones de Atlántico y Magdalena parece no darle la razón a Cotes. Como lo habían advertido en varias ocasiones conocedores de ese ecosistema, como Sandra Vilardy, los planes para levantar esa carretera eran equivocados. 

Lo que había propuesto hasta el momento el Consorcio Sociedad Futura Transversal de la Ciénaga Grande, encargado de la construcción de la vía, era estirar la carretera tres metros a cada lado y trasladar un tramo 400 metros hacia el Parque Natural Isla Salamanca. ¿La razón? La erosión costera se lo estaba tragando. 

Pero científicos como Vilardy o el capitán Francisco Arias, directo de Invemar, habían advertido que la solución no era esa. Sus cálculos indicaban que lo mejor era hacer un trazado con viaductos que fuera más amigable con ese ecosistema y evitara la erosión a largo plazo.

Y aunque, debido a los costos y a las presiones políticas, les hacían caso omiso, hoy por fin los escucharon. Pese a que los tiempos no son claros, la idea es que se hagan nuevos diseños y estudios y que en 18 meses la obra vea una nueva luz más amistosa con la red más grande de humedales que tiene Colombia.

Información tomada de: www.elespectador.com