Edificaciones en Colombia deberán ahorrar agua y luz

Imagen tomada de: www.elcolombiano.com

El próximo 10 de julio entrará en vigor la Resolución 0549 de 2015, que obligará a las construcciones de vivienda a cumplir los parámetros de edificaciones amigables con el medio ambiente y se ajusten a la Guía de Construcción Sostenible para el Ahorro de Agua y Energía.

El Ministerio de Vivienda explicó que la normativa ofrece herramientas para que diseñadores y constructores seleccionen las medidas para reducir el consumo de agua y energía. Esto incide en el diseño del edificio y tiene en cuenta el tipo de construcción y las condiciones climáticas del municipio donde se construirá el proyecto.

Alonso Cárdenas, director de Espacio Urbano del Ministerio, declaró que la intención es garantizar consumos eficientes de agua y energía en construcciones de vivienda (No VIS, VIS y VIP), y también en centros comerciales, oficinas, hoteles y complejos educativos y hospitalarios.

“Lo que tendrán que hacer los constructores es aplicar la guía, que no es rígida, y se ajusta a diversas variables. La estructuración de este reglamento se hizo con la participación de los empresarios y lo que se garantiza es que no se incrementen los costos de construcción. Si eso ocurre, sería un aumento mínimo”, manifestó el funcionario.

También insistió en que no hay exigencias en la utilización de equipos o aparatos especiales. “La idea es que se le saque un mejor provecho al clima. El beneficio para el usuario será un mayor confort y la sociedad ganará mucho porque este tipo de medidas hacen parte de los esfuerzos que hace el planeta para reducir la emisión de gases”.

Las implicaciones

Sergio Marín, presidente de la junta directiva de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), indicó que la norma entrará en vigor el mes próximo para Bogotá, Medellín, Barranquilla y Cali, y en el resto del país se aplicará a partir de julio de 2017.

“El país empieza a recorrer un camino en el que ya están otros países. Es importante que la nueva construcción se adapte a este modelo”, comentó el empresario, quien estimó que la aplicación de la normativa podría encarecer en 3 % o 4 % los costos de construcción de las edificaciones. “Pero esto hará que las familias paguen menos por servicios de energía y agua”.

En esa línea, Camacol suscribió un convenio con la Corporación Financiera Internacional para implementar la certificación de edificaciones sostenibles (Edge, por su sigla en inglés).

“La meta es que en siete años, una de cada cinco nuevas edificaciones en el país certifiquen el ahorro de un 20 % de agua, electricidad y energía incorporada en materiales de construcción, adicional a las exigencias de la norma nacional”, explicó Sandra Forero,presidenta de Camacol.

La estrategia Edge se aplica en los países emergentes, y consta de un sistema de modelación y un proceso de certificación de diseño y construcción de nuevas edificaciones destinadas a vivienda, oficinas, hospitales, comercio y hoteles.

Información tomada de: www.elcolombiano.com