Ministros piden actuar urgentemente para frenar cambio climático en el Ártico

Imagen tomada de: www.elespectador.com

El deshielo en el Ártico causado por el cambio climático alterará los patrones meteorológicos en latitudes medias del hemisferio norte.

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) reconocieron este lunes la necesidad de "una acción global urgente" para reducir y prevenir "los riesgos significativos causados por el cambio climático y otrosimpactos medioambientales en la región ártica".

En unas conclusiones, el Consejo de Exteriores pidió a los Estados miembros y al conjunto de la Unión "asegurar soluciones ambiciosas y coherentes con impactos locales y globales" que estén enmarcadas en los puntos recogidos en el Acuerdo de París sobre cambio climático.

El Consejo debatió una futura política integrada para el Ártico, con el objetivo de dar una respuesta coherente a los retos medioambientales, económicos y sociales de la región, sobre la base de un documento que la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, y la Comisión Europea (CE) presentaron el pasado abril.

Los ministros recomendaron a la CE "explorar formas en las que la UE pueda contribuir al desarrollo sostenible de la industria en la región y de infraestructuras resistentes al clima", como tecnologías de bajas emisiones de carbono, de carácter innovador o de telecomunicaciones en el Ártico.

También invitaron a la CE a fortalecer a las pymes y al turismo sostenible en el Ártico para "contribuir al desarrollo socioeconómico y a la resistencia de las comunidades locales y de la región en su conjunto".

En este sentido, instaron a la Unión a "seguir trabajando con los pueblos indígenas y las comunidades locales para asegurar que sus puntos de vista y sus derechos se respeten y se promuevan en las políticas comunitarias que afectan al Ártico".

El Consejo de Exteriores enfatizó también la importancia de un Ártico "seguro, sostenible y próspero" e indicó que la UE "tiene un fuerte interés en construir y desarrollar su compromiso" con la región.

Por otro lado, valoró positivamente la participación del bloque comunitario en las negociaciones para evitar las pesca no reglamentada en el Océano Ártico central.

En esta línea, apreció los esfuerzos de la Comisión "para fortalecer sinergias entre los distintos instrumentos de financiación con el objetivo de mejorar el desarrollo regional sostenible en el Ártico".

Los titulares de Exteriores invitaron a la CE "a trabajar a todos los niveles para lograr sinergias entre los programas de financiación de la UE, y entre los programas de vigilancia e investigación nacionales e internacionales".

La región ártica, en la que habitan casi 4 millones de personas, abarca partes de Rusia, Estados Unidos (Alaska), Canadá, Groenlandia, Islandia,la región de Laponia en Suecia, Noruega y Finlandia, y las noruegas islas Svalbard, así como el océano Ártico.

Greenpeace alerta de que el deshielo en el Ártico causado por el cambio climático alterará los patrones meteorológicos en latitudes medias del hemisferio norte y se manifestará en cambios notables en la trayectoria de las tormentas y en el flujo del aire del hemisferio.

Según la organización, esto puede derivar en que las tormentas perduren más de lo normal y en que los veranos sean secos y calientes en algunas zonas y más húmedos en otras.

Información tomada de: www.elespectador.com