Grandes marcas, rajadas en algodón sostenible

Imagen tomada de: www.elespectador.com

Zara, Nike, Adidas y Ralph Lauren, entre otras, son algunas de las tiendas que no incluyen buenas prácticas ambientales.

Un nuevo estudio llamado Ranking de Algodón Sostenible, publicado por WWF, la Red de Acción sobre los Plaguicidas en el Reino Unido (PAN UK) y la organización Solidaridad, demostró que las grandes marcas de textiles se rajan en la producción de algodón sostenible.

El informe evalúa qué tanto algodón sostenible usan estas marcas y el resultado es preocupante: de 37 empresas monitoreadas, solo 8 se mantienen por fuera de la zona roja. Las demás reprueban.

La lista de las compañías incluye marcas presentes en Colombia como Inditex (Zara, Massimo Dutti, Pull & Bear, Bershka, Oysho, Uterqüe y Stradivarius), Nike, Adidas, Casino, GAP y Ralph Lauren.

Richard Holland, director de Transformación de Mercados para WWF, dijo que “abastecerse de algodón sostenible nunca ha sido más fácil, así que no hay excusa para que las empresas no ofrezcan productos más responsables a sus clientes”.

Entre el 10 % y el 13 % del suministro global de algodón puede ser clasificado como sostenible. Pero de esta cantidad, menos de una quinta parte circula en el mercado con el sello de algodón sostenible, pues el resto se vende como algodón convencional, por falta de demanda entre las grandes marcas y compañías.

De hecho, como sostuvo Isabelle Roger, directora del Programa Global de Algodón para la organización Solidaridad, “está claro que solo algunas de las empresas líderes están trabajando seriamente en el abastecimiento de algodón sostenible”, pero complementó con que para que el sector del algodón sea completamente sostenible, “el resto de las compañías importantes deben subir a bordo”.

Algunos problemas asociados a la transformación de algodón en el mundo son, primero, el uso de los pesticidas, pues el 6,2 % de ventas globales de estos químicos tiene que ver con la producción de algodón para apenas 2,3 % de las tierras cultivadas en el planeta. Además, esta industria utiliza agua en grandes cantidades. Tanto así que el 73 % de la producción global de algodón actualmente depende de la irrigación.

Más datos dan cuenta de que el algodón se cultiva en más de 80 países y es una materia prima clave para la industria textil, generando alrededor del 32 % de todas las fibras que se utilizan. Pero mientras muchos agricultores a pequeña escala del algodón están en deuda por los precios de los pesticidas y los fertilizantes, la producción de algodón sostenible tiene el potencial de sacar a estos agricultores de la pobreza al generar ingresos más estables y mejorar las condiciones laborales.

De acuerdo con el informe, es necesario que las empresas se tomen en serio la sostenibilidad. Según ellas, deberían abastecerse en un 100 % con algodón sostenible a más tardar para el año 2020.

Sin embargo, hoy son muchas las razones para omitir estas recomendaciones, pues existe poca conciencia y demanda por parte de los consumidores, la complejidad de las cadenas de suministro y los costos adicionales. Estos riesgos desmotivan a los agricultores y dificultan un cambio duradero en el sector textil.

Información tomada de: www.elespectador.com