Cambio climático, una amenaza al patrimonio de la humanidad

Imagen tomada de: Semana Sostenible

Venecia, la estatua de la Libertad, las islas Galápagos y Cartagena, son algunos de los lugares que sufrirán gravemente por el fenómeno y por el exceso de turismo.

El cambio climático es "uno de los principales peligros" para nuestro patrimonio mundial, como las islas Galápagos de Ecuador, los gorilas de la impenetrable jungla de Bwindi, en Uganda, o la estatua de la Libertad de Nueva York.

Un informe divulgado este jueves, titulado "Patrimonio mundial y turismo ante el cambio climático" y realizado conjuntamente por la UNESCO, y otros organismos y ONG, estudia 31 sitios naturales y culturales de 29 paises, del millar de los inscritos en la lista del Patrimonio mundial.

La conclusión es alarmante. 

"Todos los sitios estudiados sufren ya ciertos impactos del cambio climático" subraya Adam Markham, de la ONG Union of concerned scientists (UCS), uno de los autores del informe. "El problema ya existe y se va a agravar" declara Markham a la AFP.

Estos lugares están confrontados a una serie de fenómenos: derretimiento de los glaciares, fuertes precipitaciones, intensas sequías...

El informe se centra en los sitios que tienen además un gran interés turístico: Venecia, la estatua de la Libertad, el parque de Yellowstone (Estados Unidos), las islas Galápagos (Ecuador), Cartagena (Colombia), el parque nacional de Shiretoko (Japón), la zona protegida de Wadi Rum (Jordania), los lagones de Nueva Caledonia...

Fueron elegidos por su diversidad geográfica y su variedad pero "hay muchos otros sitios vulnerables al cambio climático", como la Gran Barrera de coral, el Monte Saint Michel en Francia o los Alpes suizos, subraya Adam Markham.

Demasiados turistas

El cambio climático se añade a otros elementos que contribuyen a degradar los sitios, como "el excesivo número de turistas en Venecia o en las islas Galápagos", las actividades mineras en Nueva Caledonia, la caza furtiva y la creciente presencia humana en la jungla de Bwindi, añade el responsable de la ONG.

En numerosos sitios, los impactos del calentamiento amenazan "su excepcional valor" indica este informe.

Si la industria del turismo se ve afectada, las economías de los países que dependen de ella pueden sufrir mucho, afirma. Tal es el caso de Uganda, célebre por los gorilas de montaña que viven en la jungla de Bwindi.

A largo plazo, el alza de las temperaturas reducirá probablemente la superficie de la jungla a disposición de los gorilas. También podría elevar la presión humana sobre su hábitat si los campesinos amplían sus cultivos en las zonas que rodean el parque.

Respecto a la estatua de la Libertad, "pese a lo sólida e invulnerable que pueda parecer", "corre un considerable riesgo" debido al alza del nivel del mar, a las inundaciones costeras y a las tempestades cada vez más violentas causadas por el calentamiento, indica el informe.

Contener el calentamiento por debajo de los dos grados hasta 2050, como prevé el acuerdo de París cerrado en diciembre, es de "una vital importancia para proteger nuestro patrimonio mundial" resume la directora del Centro del Patrimonio mundial, Mechtildd Rössler, citada en un comunicado.

En fin, dado que los sitios del Patrimonio Mundial deben tener un “valor universal excepcional”, el informe recomienda que el Comité del Patrimonio Mundial tome en cuenta el riesgo de posibles sitios que se degraden por el cambio climático antes de añadirlos a la Lista, según indica este jueves un comunicado de la UNESCO.

Información tomada de: Semana Sostenible.