Alerta por déficit de canecas de basura en Transmilenio

IMAGEN TOMADA DE: www.elespectador.com

Escenas como basuras en el piso o por fuera de improvisadas bolsas dispuestas en puentes y rejas de las estaciones son cada vez más comunes. Cada caneca es utilizada por 9.164 personas.

Los más de 3 millones de usuarios que diariamente se movilizan en TransMilenio, solo tienen 360 canecas para depositar cualquier tipo de basura o desperdicios. Es decir, una caneca debe ser utilizada por 9.164 personas, que podría ser una de las principales causas para los problemas de desaseo que se presentan al interior del sistema de transporte masivo.

La denuncia fue hecha este miércoles por el concejal Hosman Martínez (Alianza Verde), quien aseguró que la ausencia de canecas de basura en los 9 portales y 131 estaciones del sistema de transporte se configura como un problema de contaminación en Transmilenio, a lo cual se suma la falta de cultura ciudadana y las ventas ambulantes.

El cabildante afirma que, aunque se han ampliado las fases de Transmilenio, las administraciones no se han preocupado por dotar de elementos suficientes la infraestructura física del sistema. Desde el año 2000, cuando entró en operación Transmilenio,  anualmente sólo se han puesto al servicio unas 22 canecas de basura.

“La mayoría de las estaciones de Transmilenio, tienen habilitado los costados sur y norte, y si tenemos en cuenta la implementación de sistemas de reciclaje, cada una de éstas debería contar con una tripleta (papel, ordinario y plástico) en cada uno de los ingresos y salidas habilitadas”, indicó Martínez. Pero esto no sucede. Si hoy en día se visita cualquier estación o portal, se encontrará que estos recipientes no existen, por lo que se está desperdiciando la oportunidad de generar algunos beneficios ambientales e incluso económicos, puesto que no existen canecas aptas que impulsen el reciclaje.

El concejal también critica que el sistema de transporte más importante Bogotá cada día tenga más basura, mientras en la ciudad y el país se promueven estrategias para incentivar el reciclaje y mitigar el cambio climático. Escenas como basuras en el piso o por fuera de las improvisadas bolsas dispuestas en los puentes y rejas de las estaciones son cada vez más comunes. La causa de esto es básicamente que el espacio de estas bolsas no es suficiente por la alta demanda de usuarios.

“Queremos hacerle un llamado a la Administración Distrital, para que refuerce el equipamiento de Transmilenio, la ausencia de algunos elementos sencillos, aumenta el desorden en el sistema. Además, se requiere una formación ambiental para mejorar el efecto post-consumo de muchos productos y fortalecer el reciclaje. El ejemplo debe empezar por casa, para que sea replicado en hogares, empresas e instituciones” concluyó el concejal Martínez. 

Información tomada de: www.elespectador.com