¿Qué es y qué busca COP21?

Tomada de Google: COP21 - www.oei.es

En atención a la celebración en Paris del próximo 30 de noviembre al 12 de diciembre de la veintiunésima Conferencia de las Partes, y la expectativa y escepticismo que se hilan alrededor de este evento de importancia mundial, resulta pertinente hacer unas breves anotaciones respecto de qué es el COP21 y cuál es su propósito. Lo anterior con el fin de entender un poco éste acto político que tiene tantas repercusiones en el estilo de vida de los seres humanos.

Para ello se han seleccionado una serie de interrogantes que ubicarán mucho mejor el tema, y permitirán entender el alcance de este evento que ocupará la agenda política de los principales jefes de Estado, y las primeras páginas de los diarios.

  • ¿Qué es la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático – CMNUCC.?

La CMNUCC nació como uno de los tres tratados internacionales producto de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo que se llevó a cabo en la ciudad de Rio de Janeiro en 1992, más conocida como la “Cumbre de la Tierra de Río”. La Convención nace con el propósito de “la estabilización de las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmosfera a un nivel que impida interferencias antropógenas peligrosas en el sistema climático.”

La convención entró en vigencia el 21 de marzo de 1994, con 166 países signatarios, hoy la suma asciende a 195 países que han ratificado el mencionado tratado.

  • ¿Qué es la Conferencia de las Partes –COP?

COP es las siglas en ingles de “Conference of Parties”, su traducción al español “la Conferencia de las Partes –CP”. La Conferencia es el órgano supremo de la Convención, conformado por una asociación de países que tienen capacidad en la toma de decisiones que comprometan su responsabilidad internacional. La Conferencia de las partes se reúne anualmente desde 1995, un año después de la entrada en vigencia de la Convención.

  • ¿Qué es COP21?

En los esfuerzos de muchos países frente al reto del cambio climático, y en atención a la reunión anual para el año 2015, la Conferencia de las Partes se reunirá por veintiunésima vez en la ciudad de Paris, Francia. De allí se deriva la sigla de COP21.

  • ¿Qué busca COP21?

COP21 busca la firma de otro tratado internacional con miras a la perdida de vigencia en 2020 del Protocolo de Kyoto. Esto es, un tratado internacional de compromiso de los países en la reducción de las emisiones de Gases Efecto Invernadero-GEI, que es el principal objetivo de la Convención. Lo anterior, con el fin de mantener un incremento de la temperatura del 2ºC, en aras de alcanzar un desarrollo económico neutro en emisiones de CO2.

  • ¿Cuáles son los retos de COP21?

En consideración a la experiencia acontecida en Copenhague – COP15, en relación el fallido intento de un acuerdo, éste se constituye en el reto principal de la Convención, es decir poder  comprometer la voluntad de los países en consecución de los objetivos de la Convención. En segundo lugar, la inclusión de los países subdesarrollados como partes de este futuro acuerdo, y por último y quizás el objetivo principal establecer compromisos relacionados con la reducción efectiva de los denominados GEI.

Ahora bien, si bien el reto más grande de COP21 es poder llegar a un acuerdo que decida el futuro del planeta en relación con condiciones ambientales que permitan el equilibrio del planeta, éste propósito se ve enfrentado al mayor obstáculo inherente a esta clase de debates, a saber las diferencias políticas e ideológicas de los países en escena, influenciadas igualmente por los intereses de los grandes grupos económicos, que atrincheran el debate en un fuego cruzado de intereses económicos y políticos.

En este sentido, el advenimiento de un acuerdo debe fundamentarse en bases científicas y no como consecuencia del juego de intereses políticos. De igual forma, el debate en torno al medio ambiente no se puede quedar únicamente en la reducción en la generación de GEI, en tanto que son innumerables los aspectos que hoy en día afectan la calidad de vida en el planeta y que trascienden la regulación de emisiones per se, por ende resulta pertinente empezar a ampliar el debate en torno a las demás causas que afectan el medio ambiente.

La manera como se desarrolla la  vida diaria, la forma de consumo y los mecanismos de producción, tienen que entrar en un momento de reinvención si se quiere una armonía en el desarrollo de la vida de los seres humanos en comunión con la naturaleza y lo urbano. Si bien este proceso involucra una inversión considerable, a los ojos de los principales capitales no reviste de ninguna trascendencia por la carencia de un retorno determinado, constituyéndose en un punto de quiebre de cualquier iniciativa en pro de un mejoramiento de las condiciones medioambientales en la Tierra.

Por este motivo, escenarios como COP21 y los posibles compromisos a los que puedan someterse los Estados, más allá de declaraciones políticas, constituyen herramientas de coerción necesarias para garantizar la proliferación de iniciativas ambiciosas en torno a una estilo de vida y de producción más limpio, así como la reducción en un desarrollo económico salvaje. De este modo, la necesidad no es únicamente de un acuerdo, sino de unas disposiciones vinculantes para todos los países miembros. Por cuanto, un acuerdo que no revierta el carácter de vinculante corresponde únicamente a una declaración política, caso en el cual no resulta en ningún avance en pro de la desaceleración de los efectos del cambio climático en nuestro planeta. Lo anterior a sabiendas de las implicaciones legales que se derivan de un eventual compromiso vinculante.

En este sentido, se espera que COP21 habrá las puertas a una nueva concepción de desarrollo que permita una visión de lo urbano, lo rural, la naturaleza y la industria como uno solo, sin embargo este es un camino arduo por los grandes repercusiones y drásticos cambios, que lleva implícito, pero sobre todo que pueda hacer frente a los retos del cambio climático.

Escrito por: Alejandra Gómez Restrepo