Además de los océanos, el cambio climático también está destruyendo los lagos del mundo

Imagen tomada de: www.vix.com

En los últimos años, la naturaleza ha cambiado a un ritmo acelerado en comparación a los cambios que normalmente suceden en el transcurro del tiempo. En pocos años, la densidad de selvas ha disminuido, los suelos se han contaminado, la basura invadió todos los hábitats y la temperatura aumenta sin cesar.

Estas son las consecuencias de estilo de vida irresponsable del ser humano. El cambio climático es el indicio más evidente de que estamos generando muchos cambios en el planeta y comprometiendo la supervivencia de la fauna y flora natural. Una de las consecuencias más notorias e importantes es la evaporación del agua en los lagos debido al aumento en la temperatura.

Desde el 2008, expertos han medido el índice de evaporación del Lago Superior, uno de los mayores lagos de agua dulce que se encuentra entre Estados Unidos y Canadá. Lo que observaron a partir de la información obtenida es que el lago parecería estar cambiando muy rápido debido a la evaporación que conlleva a la disminución del nivel del agua durante algunas estaciones.

Estos cambios en la cantidad de agua tienen consecuencias sobre las plantas de hidroelectricidad, la navegación, la fauna y flora de este lago. Lo mismo sucede en todos los lagos más alrededor del mundo.

Los lagos reflejan los cambios a largo plazo del calentamiento climático y no transmiten cambios observables a primera instancia como sucede en los glaciares. Pero las observaciones realizadas no son menores; los lagos están incrementando su temperatura y evaporándose progresivamente. 

Incluso, en los lagos cuyos cambios son más lentos —como el Lago Tanganyika, en África—  las poblaciones de peces están sufriendo considerablemente y como consecuencia la población humana tiene menos alimento disponible.

Adaptarse a los cambios para sobrevivir

El ser humano debe realmente entender estos cambios para poder adaptarse y buscar soluciones.

El cambio climático probablemente no pueda frenarse pero es importante que se realicen esfuerzos para lograr que la biodiversidad de los animales marinos no continúe disminuyendo.

Para quienes no tienen preocupación hacia los animales, el incentivo viene por otro lado: sin la gran diversidad de peces, la industria alimentaria pierde una materia prima importante para la producción y venta de millones de productos diferentes, no solo la carne de pescado.

Además, los lagos son muy importantes para varios procesos naturales. Por ejemplo, el ciclo del carbón —que permite disminuir gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono y el metano— sucede principalmente entre los lagos y la atmósfera.

Los cambios inesperados en los lagos

En el mundo hay más de 100 millones de lagos, sin embargo todos reaccionan diferente ante el calentamiento global. Algunos aumentan su temperatura muy lentamente de modo que los efectos no se observan aún, mientras que en otros casos las temperaturas aumentan tan rápido que el agua ya comenzó a evaporarse, disminuyendo todo tipo de flora y fauna que habita en él.

Por esta razón es tan difícil de predecir los eventos que sucederán en un futuro. Sin embargo, los científicos están a analizando distintos factores tales como la profundidad y tamaño del lago y su conexión con los cambios obseravos. A pesar de ser mucho más chicos y fáciles de explorar en comparación al océano los lagos han sido bastante olvidados por los científicos dentro de la temática del calentamiento global.

Ahora, parecerían haber cobrado mayor importancia pero la variabilidad que se observa hace necesaria la colaboración y la unión de los recursos científicos para estudiar estos cuerpos de agua. Es sorprendente que a pesar de todo el conocimiento científico que tenemos, seguimos sin prestar atención a lo que la naturaleza nos comunica.

Fuente: www.vix.com